lunes, diciembre 13, 2010

Viage ilustrado (Pág. 524)


Baños de Cestona


manando, sin que nadie hasta ahora pueda esplicar la causa de tan singular fenómeno.
A dos leguas de distancia de Motrico está Elgoibar, villa situada sobre las márgenes del rio Deva, en cuyo término está el santuario de Arrate en una meseta pintoresca, donde se celebraba una vistosa y muy concurrida romería el 8 de setiembre, y media legua larga mas adelante, en la carretera de Bilbao, la villa de Eibar, último pueblo de la provincia de Guipúzcoa por esta parte, y famosa por sus fábricas de armas, siendo todavía con justa razón celebradas las escopetas de caza, las pistolas y otros muchos objetos que se fabrican en sus talleres. También tiene algunas bellezas artísticas, tales como su iglesia parroquial y el convento de la Concepción, de religiosas franciscanas, que se halla fuera del pueblo, junto á la misma carretera. Llámase á este convento de Isasi por haberlo fundado don Martin Lopez de Isasi y doña Dominga de Orvea en 1593. La iglesia es muy linda; tiene capillas á los lados de la nave, cúpula en el crucero, y un bello retablo mayor de varios cuerpos corintios. Contigua al referido convento está la torre solariega de Isasi, que hoy pertenece á los marqueses de Santa Cruz, y en la que vivió y murió el 11 de marzo de 1634 el infante don Francisco Fernando, hijo de Felipe IV, que confió la educación de aquel á don Juan Isasi Idiaquez, caballero de Santiago, señor de algunas villas en Castilla y de esta ilustre torre.
Bien quisiéramos que los límites á que tenemos que reducirnos para llenar el volumen señalado al vasto plan de nuestra obra, nos permitiesen referir con la estension que merece la historia de Vizcaya, que puede decirse es la de todo el pais vascongado, pues nadie ignora que las tres provincias hermanas se han considerado siempre como una sola por la identidad de carácter, de leyes, usos y constumbres, y hasta por la semejanza topográfica. Hay, sin embargo, diferencia, á la manera que la hay también entre los hijos de un mismo padre; pero esta diferencia apenas perceptible, sin un detenido examen, es mucho menor todavía cuando se consulta la historia. De ella aparece, remontándonos á los tiempos antiguos, que en el pais vascongado, llamado anteriormente Cantabria, fué donde se establecieron los primeros pobladores de España, que este pais comprendía, no solo las tres provincias que nos ocupan, sino lo que ahora designamos con el nombre de Rioja y montañas de Santander, que á la parte de Oriente de Cantabria estaba la Vasconia, que hoy llamamos Navarra, y en fin, que los cartagineses, por mas que algunos autores hayan sostenido lo contrario, no pisaron jamás este suelo clásico de la independencia.
Cuando Roma, señora del mundo, se posesionó de España, trató de someter también á los cántabros, que antes tuvo por aliados para combatir á los cartagineses; pero le opusieron una tenaz resistencia, y convencido Pompeyo que era imposible dominarlos, prefirió tenerlos por amigos y los llevó á Grecia, donde se distinguieron por su valor en la célebre batalla de Farsalia. César siguió el ejemplo de Pompeyo; pero Augusto, mas orgulloso ó menos político que César, los declaró una guerra de esterminio, en la que los cántabros sucumbieron á millares; pero no se subyugaron á los romanos. Vencidos perecían en la hoguera sin distinción de sexos ni edades; mas en lugar de

1 comentario:

Liou dijo...

Interesante, nunca es tarde para aprender.